Egoísmo Positivo en la Carrera de Bomberos

Correr por una buena causa. Correr por aquellos que no pueden. Correr aunque tu estado de ánimo este por el piso. Correr por y para sanar.

Hoy domingo 5 de marzo me levanté de la cama después de una muy mala noche para correr por aquellas personas que valen mucho. Hoy el despertador sonó y mis ganas de seguir durmiendo, tapada para que el día pasara más rápido eran mayores que las de levantarme para ir a correr. Pero me sentí muy egoísta por un segundo, por dejar que aquella mala noticia recibida el sábado por la tarde desde Argentina, opacara la mañana que running solidario, de correr por los que no pueden.

Egoismo Positivo - Carrera de los Bomberos de Madrid 2017Así fue como me propuse hacer sí o sí los 10km en la Carrera de Bomberos de Madrid, cansada, sin haber cenado, pero por ayudar al otro. Al fin y al cabo es lo que realmente me sale del corazón, ayudar. Y ahí estuve sumando a la integración de personas con discapacidad junto a Egoísmo Positivo.

La aventura comenzó 8.30 de la mañana en Puerta de Sol (Madrid). Llegué y ver a tantas personas saludándome con esa energía positiva y alegría por re-encontrarnos me hicieron sentir que por los menos en lo que durara la carrera, no iba a poder pensar en otra cosa más que en Egoismo positivo, y así fue.

Poco a poco fueron llegando corredores que ya conozco, gente que sigo por las redes pero que jamás había desvirtualizando, personas que me regalaban sonrisas y abrazos sin más..

Conocer al fin en persona a Jesús Oliver y Alex Parreño, fundadores del movimiento, fue ese chute de energía que necesitaba. Poder correr junto a María Matilla fue lo que hizo emocionarme en más de algún momento durante esos 10km. Pensar en mi familia en Argentina me dio fuerzas para continuar corriendo a pesar del cansancio físico y psicológico (que a veces es peor), y además, ir compartiendo zancadas con vos hicieron que mi sonrisa saliera más de una vez.

Egoismo Positivo - Carrera de los Bomberos de Madrid 2017Fue una mañana especial, única e irrepetible. Llevo unos años en el mundo del running y hace tiempo no me llegaba algo tanto como lo de hoy (bueno, si, el pasado 13 de noviembre cuando Corrí la Behobia – San Sebastián por los niños de Dravet y Aspanogi). Son esos momentos que te reconfortan tanto y que agradeces a la vida de poder hacer y dar a conocer causas solidarias como Egoísmo Positivo.

Gracias Fer por tanto cariño, por esos abrazos de emoción y un reportaje hecho con el corazón. Gracias Jesús, Alex y todo el movimiento EP por el afecto que regalan sin siquiera conocernos. Gracias Luis por apoyarme siempre en todo. Gracias a vos por correr juntos. Gracias Jaime por esos ánimos de “sigue, sigue, tú puedes” y por endulzar la mañana. Gracias Maria por esos apretones de mano que me daban fuerza cuando me debilitaba. Gracias Ángel, Rubén, Álvaro y al Club Confines.

Gracias al running solidario por llenarme ese hueco que está vacío cuando se vive tan lejos de casa. Gracias, gracias, gracias.

Hoy no puedo decir que fue el día más feliz de mi vida porque tras finalizar la carrera el llamado de Argentina fue con peores noticias que ayer… sin embargo, puedo decir que fue la mejor mañana del 2017, donde me calcé las zapatillas para dar voz a quienes más lo necesitan.

Mucha euforia, muchos cantos, mucha música, mucha buena energía. Eso es Egoismo positivo.

2 comentarios sobre “Egoísmo Positivo en la Carrera de Bomberos

  • el 6 marzo, 2017 a las 12:56
    Permalink

    Qué bonito post Samanta. Me encanta se nota que está escrito con el corazón. Un beso grande y espero que mejoren las cosas en Argentina.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *