¿Por qué correr de noche me atrae más?

¿Cuál será la causa que me genera más motivación salir a correr una vez que la jornada laboral termina y cae el sol? No tengo respuesta a mi duda, lo que tengo claro es que lo disfruto como el corredor que sale a las 6 de la mañana antes de comenzar su día… o quizás más… porque me voy a dormir con una sensación de superación… que pude entrenar a pesar de haber estado en pie más de 15/16 horas.

Por primera vez corrí un 10k nocturno, lo hice en el primer sitio donde viví de este maravilloso país… Gandía. Muchos recuerdos me trae ese pequeño pueblo del mediterráneo… Allí estuve viviendo durante 6 meses en un intercambio universitario en el año 2008… Recuerdo aquellos días como los mejores de mi vida en España, país al que amo, con amigos de todas partes del mundo, al cual hoy los sigo viendo y frente al mar que tanta paz me da…

Por aquellas épocas estudiantiles jamás hubiese imaginado que me dedicaría al running y menos que volvería a la Comunidad de Valencia para hacer un 10K Nocturno Playa de Gandía. Y así fue como el sábado 1 de junio descubrí una ciudad llena de colores por nosotros los runners que participábamos, de animadores a los costados del recorrido, de gente aplaudiendo y alentando como si fuera la Maratón de New York

Fue una experiencia inolvidable, no sólo porque corrí por primera vez de noche, en mi ex ciudad, sino también porque un gran amigo (a quien conocí en 2008 aquí) participó por primera vez de una carrera popular. Y lo mejor de todo es que él terminó 20 minutos antes que yo… Esteban Paredes, Felicitaciones por el súper logro!!!

10k Gandia

Comentar que además de la emoción de correr con un amigo, la carrera tuvo animación durante todo el recorrido, dj´s con música, gaitas sonando al compás de nuestros pasos, público animando…y lo mejor de todo… lo que yo como corredora más disfruté, batucada en el kilómetro 9. Sí.. me sentí que estaba en Latinoamérica

Mis últimos 2 kilómetros fueron un poco complicados.. sufro mucho del calor y la presión la tenía bastante baja, pero como buena luchadora en esta vida, nada me iba a impedir cruzar la meta sea en el tiempo que fuese.. y sorpresivamente me encontré en los últimos pasos a esta gente que tanto nos animó… hasta me paré unos minutos a bailar al compás de la música… esbozando una enorme sonrisa y con un público que no paró de alentar… así con esas fuerzas y alegría hice mi último kilómetro y legué a meta, que era mi objetivo… el mismo en todas las carreras y entrenamientos… Terminar!

No quiero dejar de recordar que cada carrera que hago tiene un fin solidario para mí, por eso me verás correr siempre con mi dorsal de @unoentrecienmil donde colaboro con el #ProyectoCorre. ¿Te sumas a poner tu granito de arena para luchar contra la leucemia infantil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *